INRI

INRI
"Si, Creo". ¡ Muchas gracias ! Me felicito de haber recibido el pan de los fuertes ".

Diálogo: (Kalos Logos)

La fe y la razón (Fides et ratio) son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad.
Por eso proponemos un blog, como lugar de encuentro, para regocijarnos con la ciencia, para cultivar el Ars médica , la música, la literatura,la pintura. Desde nuestra posición bioética personalista ontologicamente fundamentada, queremos dialogar con la Fe , conciliarnos con la éticas: deontológica de Kant,la ética de la virtud, las éticas teleológicas, el humanismo integral de Jacques Maritain, otras que deseen ahondar en el misterio y la dignidad de la persona humana.

Tienen Uds. el Kalos Logos, adelante...
Código Médico Minsa
Nicaragua, Reg. 7799.

Este blog esta dirigido a los especialistas de las ciencias de la vida, especialistas de la medicina, estudiosos de la ética médica, bioética y de las humanidades médicas.

Gifs Animados New (1)
Llámenos cursos presenciales de bioética:
22781169, 88825513, 89465022, 84316459

lunes, 31 de marzo de 2014

Acta Pilati El Evangelio de Nicodemo Traducción de Emeo


Santa Claudia Prócola , canonizada por la Iglesia griega ortodoxa. 
Se afirma que era cristiana  en secreto, otros dicen que se convirtió después.

Pontius Pilate's wife.jpg
Governor of Judea, Saint, Martyr
BornGalilee,[citation needed] Israel
DiedJudeaRoman Empire
Honored inEastern Orthodox Churches
Ethiopian Orthodox Church
Feast27 October (Eastern Orthodox)
25 June (Ethiopian Orthodox)
Cierto es que era  la esposa de Poncio Pilato.

 Leer  el  relato  toma el mismo tiempo que el concierto  que  someto  a vuestros  oídos abiertos:


   
Antes de presentar   los  Hechos de Pilato, valga   decir  que los  cuatro  Evangelios  coinciden  en que Pilato, no  se mostró  complaciente  ante la solicitud de los principes  judíos  de ordenar  la ejecución de Jesús.

Atendamos  el Evangelio de Mateo, por ser el único  que incluye el lavado de manos.
Esta escena  impacta por su   dramatismo peculiar.   El acto de lavarse las manos y la expiación de la culpa,  echan  raices , significado  y simbologia, compartida en otras religiones.

Este acto de  expiación  de culpa ,    perdura   en  la  la frase que todavía  utilizamos,     que exime de toda  responsabilidad:  
                  " En esto me lavo las manos"  .

La escena  que describe  Mateo  prefigura   la  conversión  de  Pilato,  el agua sirve para  “ borrar ” el pecado original del recién nacido en el bautismo.


La iglesia de  Abisinia  también canonizó a  Poncio  Pilato.

La Santa SedeEl  Evangelio de  Mateo.

Capítulo 27
1 Cuando amaneció, todos los sumos sacerdotes y ancianos del pueblo deliberaron sobre la manera de hacer ejecutar a Jesús.
2 Después de haberlo atado, lo llevaron ante Pilato, el gobernador, y se lo entregaron.
3 Judas, el que lo entregó, viendo que Jesús había sido condenado, lleno de remordimiento, devolvió las treinta monedas de plata a los sumos sacerdotes y a los ancianos,
4 diciendo: «He pecado, entregando sangre inocente». Ellos respondieron: «¿Qué nos importa? Es asunto tuyo».
5 Entonces él, arrojando las monedas en el Templo, salió y se ahorcó.
6 Los sumos sacerdotes, juntando el dinero, dijeron: «No está permitido ponerlo en el tesoro, porque es precio de sangre».
7 Después de deliberar, compraron con él un campo, llamado «del alfarero», para sepultar a los extranjeros.
8 Por esta razón se lo llama hasta el día de hoy «Campo de sangre».
9 Así se cumplió lo anunciado por el profeta Jeremías: Y ellos recogieron las treinta monedas de plata, cantidad en que fue tasado aquel a quien pusieron precio los israelitas.
10 Con el dinero se compró el «Campo del alfarero», como el Señor me lo había ordenado.
11 Jesús compareció ante el gobernador, y este le preguntó: «¿Tú eres el rey de los judíos?». El respondió: «Tú lo dices».
12 Al ser acusado por los sumos sacerdotes y los ancianos, no respondió nada.
13 Pilato le dijo: «¿No oyes todo lo que declaran contra ti?».
14 Jesús no respondió a ninguna de sus preguntas, y esto dejó muy admirado al gobernador.
15 En cada Fiesta, el gobernador acostumbraba a poner en libertad a un preso, a elección del pueblo.
16 Había entonces uno famoso, llamado Barrabás.
17 Pilato preguntó al pueblo que estaba reunido: «¿A quién quieren que ponga en libertad, a Barrabás o a Jesús, llamado el Mesías?».
18 El sabía bien que lo habían entregado por envidia.
19 Mientras estaba sentado en el tribunal, su mujer le mandó decir: «No te mezcles en el asunto de ese justo, porque hoy, por su causa, tuve un sueño que me hizo sufrir mucho».
20 Mientras tanto, los sumos sacerdotes y los ancianos convencieron a la multitud que pidiera la libertad de Barrabás y la muerte de Jesús.
21 Tomando de nuevo la palabra, el gobernador les preguntó: «¿A cuál de los dos quieren que ponga en libertad?». Ellos respondieron: «A Barrabás».
22 Pilato continuó: «¿Y qué haré con Jesús, llamado el Mesías?». Todos respondieron: «¡Que sea crucificado!».
23 El insistió: «¿Qué mal ha hecho?». Pero ellos gritaban cada vez más fuerte: «¡Que sea crucificado!».
24 Al ver que no se llegaba a nada, sino que aumentaba el tumulto, Pilato hizo traer agua y se lavó las manos delante de la multitud, diciendo: «Yo soy inocente de esta sangre. Es asunto de ustedes».
25 Y todo el pueblo respondió: «Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos».
26 Entonces, Pilato puso en libertad a Barrabás; y a Jesús, después de haberlo hecho azotar, lo entregó para que fuera crucificado.
27 Los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio y reunieron a toda la guardia alrededor de él.
28 Entonces lo desvistieron y le pusieron un mano rojo.
29 Luego tejieron una corona de espinas y la colocaron sobre su cabeza, pusieron una caña en su mano derecha y, doblando la rodilla delante de él, se burlaban, diciendo: «Salud, rey de los judíos».
30 Y escupiéndolo, le quitaron la caña y con ella le golpeaban la cabeza.
31 Después de haberse burlado de él, le quitaron el manto, le pusieron de nuevo sus vestiduras y lo llevaron a crucificar.
32 Al salir, se encontraron con un hombre de Cirene, llamado Simón, y lo obligaron a llevar la cruz.
33 Cuando llegaron al lugar llamado Gólgota, que significa «lugar del Cráneo»,
34 le dieron de beber vino con hiel. El lo probó, pero no quiso tomarlo.
35 Después de crucificarlo, los soldados sortearon sus vestiduras y se las repartieron;
36 y sentándose allí, se quedaron para custodiarlo.
37 Colocaron sobre su cabeza una inscripción con el motivo de su condena: «Este es Jesús, el rey de los judíos».
38 Al mismo tiempo, fueron crucificados con él dos ladrones, uno a su derecha y el otro a su izquierda.
39 Los que pasaban, lo insultaban y, moviendo la cabeza,
40 decían: «Tú, que destruyes el Templo y en tres días lo vuelves a edificar, ¡sálvate a ti mismo, si eres Hijo de Dios, y baja de la cruz!».
41 De la misma manera, los sumos sacerdotes, junto con los escribas y los ancianos, se burlaban, diciendo:
42 «¡Ha salvado a otros y no puede salvarse a sí mismo! Es rey de Israel: que baje ahora de la cruz y creeremos en él.
43 Ha confiado en Dios; que él lo libre ahora si lo ama, ya que él dijo: «Yo soy Hijo de Dios».
44 También lo insultaban los ladrones crucificados con él.
45 Desde el mediodía hasta las tres de la tarde, las tinieblas cubrieron toda la región.
46 Hacia las tres de la tarde, Jesús exclamó en alta voz: «Elí, Elí, lemá sabactani», que significa: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?».
47 Algunos de los que se encontraban allí, al oírlo, dijeron: «Está llamando a Elías».
48 En seguida, uno de ellos corrió a tomar una esponja, la empapó en vinagre y, poniéndola en la punta de una caña, le dio de beber.
49 Pero los otros le decían: «Espera, veamos si Elías viene a salvarlo».
50 Entonces Jesús, clamando otra vez con voz potente, entregó su espíritu.
51 Inmediatamente, el velo del Templo se rasgó en dos, de arriba abajo, la tierra tembló, las rocas se partieron
52 y las tumbas se abrieron. Muchos cuerpos de santos que habían muerto resucitaron
53 y, saliendo de las tumbas después que Jesús resucitó, entraron en la Ciudad santa y se aparecieron a mucha gente.
54 El centurión y los hombres que custodiaban a Jesús, al ver el terremoto y todo lo que pasaba, se llenaron de miedo y dijeron: «¡Verdaderamente, este era el Hijo de Dios!».
55 Había allí muchas mujeres que miraban de lejos: eran las mismas que habían seguido a Jesús desde Galilea para servirlo.
56 Entre ellas estaban María Magdalena, María –la madre de Santiago y de José– y la madre de los hijos de Zebedeo.
57 Al atardecer, llegó un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también se había hecho discípulo de Jesús,
58 y fue a ver a Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús. Pilato ordenó que se lo entregaran.
59 Entonces José tomó el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia
60 y lo depositó en un sepulcro nuevo que se había hecho cavar en la roca. Después hizo rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, y se fue.
61 María Magdalena y la otra María estaban sentadas frente al sepulcro.
62 A la mañana siguiente, es decir, después del día de la Preparación, los sumos sacerdotes y los fariseos se reunieron y se presentaron ante Pilato,
63 diciéndole: «Señor, nosotros nos hemos acordado de que ese impostor, cuando aún vivía, dijo: «A los tres días resucitaré».
64 Ordena que el sepulcro sea custodiado hasta el tercer día, no sea que sus discípulos roben el cuerpo y luego digan al pueblo: ¡Ha resucitado!». Este último engaño sería peor que el primero».
65 Pilato les respondió: «Ahí tienen la guardia, vayan y aseguren la vigilancia como lo crean conveniente».
66 Ellos fueron y aseguraron la vigilancia del sepulcro, sellando la piedra y dejando allí la guardia.
 

EL EVANGELIO DE NICODEMO
 Hechos de Pilatos (Acta Pilati) 
Este  documento  esta  presentado  con profundo deseo edificante,  de manera que se fortalezca  nuestro conocimiento sobre la resurrección, no  fue escrito por  Pilato, pero  si parece haber sido  tomado de las actas oficiales  del  Praetorium de Jerusalem.

Acusado por los príncipes de los judíos, Jesús comparece ante Pilatos realizado a su entrada en el pretorio

 I 1. Yo, Emeo, israelita de nación, doctor de la ley en Palestina, intérprete de las Divinas Escrituras, lleno de fe en la grandeza de Nuestro Señor Jesucristo, revestido del carácter sagrado del santo bautismo, e investigador de las cosas que acaecieron, y que hicieron los judíos, bajo la gobernación de Cneo Poncio Pilatos, trayendo a la memoria el relato de esos hechos, escrito por Nicodemo en lengua hebrea, lo traduje en lengua griega, para darlo a conocer a todos los que adoran el nombre del Salvador del mundo.
 2. Y lo he hecho bajo el imperio de Flavio Teodosio, en el año decimoctavo de su reinado y bajo Valentiniano.
 3. Y os suplico a cuantos leáis tales cosas, en libros griegos o latinos, que oréis por mí, pobre pecador, a fin de que Dios me sea favorable y que me perdone todas las culpas...

Favor  el lector  si quiere   descargar   el  documento  completo   41 pag.pdf   .

Quizas le interesa la  bibliografia de  Enciclopedia  Católica

Bibliografía: 
La mejor edición griega y Latina del texto, con notas, es la de THILO, Codex Apocryphorum Nove Testamenti, I (Leipzig, 1832; 
TISCHENDORF, Evangelica Apocrypha (Leipzig, 1853, 1876), es poco crítica a este respecto. 
Para disertaciones: LIPSIUS, Die Pilatus Akten kritisch untersucht (Kiel 1871);
 WÜLCKER, Das Evangelium Nicodemi in der abendlandischer Litteratur (Paderborn, 1872); 
DOBSCHÜTZ, art. Evangelio de Nicodemo en Hastings, Dict. of the Bible, volumen extra; LIPSIUS, art. 
Evangelio Apócrifo, en Dict. of Christ. Biog., II, 707-709. 
El Acta Pilati recibe su debida atención en las historias de la literatura cristiana primitive por BARDENHEWER, ZAHN, HARNACK y PREUSCHEN.
Fuente: Reid, George. "Acta Pilati." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907.
Traducido por MATER UNITATIS, A.P.F. L H M.

Quizás le interese:


49. ¿Quién fue Poncio Pilato?    OPUS DEI . pdf


El documento tiene 1200 años de antigüedad y relata nuevas episodios desconocidos hasta ahora, tales como que Poncio Pilato ofreció a su hijo para que reemplazara a Jesús en la cruz.








viernes, 16 de agosto de 2013

Sto. Tomás de Aquino. Las Cinco Vías de la Demostración de la Existencia de Dios.


St-thomas-aquinas.jpgLa  Existencia  de  Dios  como  afirma    Sto Tomás,  no es una verdad evidente para la naturaleza humana, (para la razón,) por lo que, quienes la afirmen, deberán probarla.

Incluso  los  hombres  y mujeres  de las religiones  abrahámicas, no tenemos  la misma idea  de Dios.
Los  politeistas  tienen  otra idea de Dios.

Para algunos  " Dios  ha muerto ". 



Algunos  creemos  en  "  Un Dios  vivo "

 Si la existencia de Dios no es una verdad evidente para nosotros es necesario, pues, que sea demostrada de un modo evidente para la razón, de un modo racional, en el que no intervengan elementos de la Revelación o de la fe.

 ¿Qué tipo de demostración hemos de elegir?

 No podemos partir de la idea de Dios, ya que eso es precisamente lo que se trata de demostrar, lo que se trata de conocer.

Tampoco podemos recurrir a la demostración "a priori ", puesto que esta demostración parte del conocimiento de la causa, y de él llega al conocimiento del efecto: pero Dios no tiene causa.
Sólo nos queda, pues, partir del conocimiento que proporciona la experiencia humana, de los seres que conocemos, tomados como efectos, y remontarnos, a través de ellos, a su causa, es decir, argumentando
                                                                                                               
   " a posteriori ".


Siendo tal la posición de Sto. Tomás comprendemos por qué criticará duramente el argumento ontológico y rechazará su validez.

  San  Anselmo  de  Aosta :      Proclamado Doctor de la Iglesia     el 1720 por el papa                      Clemente XI

Anselm of Canterbury.jpgEl argumento anselmiano toma como punto de partida la idea de Dios como ser perfecto, pero tal idea, dice Sto. Tomás, procede de la creencia, de la fe, y no tiene por qué ser aceptada por un no creyente.

 Pero además, el argumento de San Anselmo contiene un paso ilegítimo de lo ideal a lo real: pensar algo como existente no quiere decir que exista en la realidad.
 La existencia pensada no tiene más realidad que la de ser pensada, la de estar como tal en nuestro entendimiento, pero no fuera de él.

 Para Sto. Tomás la existencia sólo puede ser alcanzada si partimos de la existencia y argumentamos a partir de ella. 

Y la única existencia indudable para nosotros es la existencia sensible. 

Por ello desarrollará 

sus cinco pruebas de la  existencia de Dios,

a partir siempre de la experiencia sensible, la primera pero no la única forma de experiencia que el hombre conoce.

Quiera  el  benóvolo  lector  considerar la presntación


Las Cinco Vías Demonstraciòn de la Existencia de Dios Santo Tomas by Juan Herrera Salazar

martes, 9 de abril de 2013

Trayectoria Histórica de la Sábana Santa de Turín


En  su  viaje  reciente  a  Nicaragua, tuve  el  gusto  atenderle  como  doctor  en  medicina  y  recibir sus  regios  regalos  

" Usa  mis  libros,  mis  documentos" ... nos  tomamos  fotos , cenamos...me  motivó  a  estudiar    La   Pasión.

Benévolos  lectores:
Les  propongo considerar   
la Trayectoria  Histórica  de la  Sabana  Santa,                                                                       


" El  Quinto  Evangelio "    aceptar  el   Regio  Libro  del  Padre  Jorge  Loring,  
La  Sabana  Santa.pdf ,  que   presenta  un estudio  médico  de la  Pasión  de Cristo, su  testimonio,   las  huellas que  han  quedado  en ese  lienzo.  Esto despierta  especial  interés  de los  médicos. 
Tal vez  quiere   escuchar   y leer  antes  de  su  visita   el

Himno  de  La  Sabana  Santa,   Nobile Icona   ( ref. Homilia  Juan Pablo  II).                                                                                                          
Nobile Icona

Iniciemos  la  narración: ( traducción libre ) 
30 - Viernes   7  de  abril  el   cuerpo de  Jesús  viene  envuelto  con un  candido  lino. La  mañana  del  día  después del sábado esta  " Sábana"  se encontró  vacía.
En  el ambiente Hebreo del  primer siglo una  tela  que  había  cubierto un cadáver  era considerado impuro, por lo  tanto  no podía  ser expuesto.

Relatos  del  evangelio de Juan, ( traducción  de  Mons. Feuillet,  slide n.26-28. )

42 -Inicia la persecuciòn  de la  Iglesia  por manos  de  Agrippa I, posible  transferencia  al  mar  muerto. 

                                  P.Loring S.I.
" En el Congreso Internacional de Sindonología, celebrado 
en Turín en octubre del 78, para celebrar el Cuarto Centenario de la llegada de la Sábana Santa a esta ciudad, los 350 congresistas llegados de todo el mundo que allí nos reunimos, pudimos oír al historiador bizantino Georges Gharib que en el Oriente se conserva una antigua tradición cristiana que
 se remonta al año 200 de nuestra era según la cual, el rey Abgar de Edessa, hoy Urfa, en Armenia (Turquía), 
estaba leproso y se curó al recibir un lienzo con la imagen de Jesucristo. Entonces se convirtió al cristianismo.
El lienzo se conservó en Edessa, en un monasterio de monjes, hasta que fue trasladado a Constantinopla por deseo del Emperador."

( traducción libre ) 
93 - " Ad Anablatha, (  Anablata)  cerca de  Jerusalem,  en  camino  a  Bethel, Epifanio de Salamis o  Salamina   toma  un  " velo" , (  arrebatándolo a los  custodios  de  la  iglesia Anablata ), que  por  sus  dimensiones  se adaptaba al  uso  funebre,  sobre  el cual  se  ven, los  contornos  inciertos, de una imagen  humana  de cuerpo entero.
Icona del Re Abgar con
l'immagine di Cristo
(M. Paolicchi)

525 - Durante la  restauración  de la  Iglesia  de  Santa  Sofía  de  Edesa se  descubrió   la  imagen  del  rostro de Jesús,  sobre una tela  aquiropoieta (  no hecha  por manos  humanas), llamada  Mandylion . Numerosos  testimonios  y  descripciones la  relacionan  a  la  Sábana  Santa de  Turín  que  es objeto de nuestro estudio.








Hay  identidad  ( entre  el  rostro  de la  Sábana  Santa  y las  copias del  Mandylion,  más  de  100  correspondencias,  puntos de congruencia, las  dos  figuras se sobreponen, de  tal  manera  que  nos  hacen afrirmar, que  pertenecen  a  la misma persona ). Usando los criterios legales  en  voga  en los  Estados Unidos  de Norteamérica, es  suficiente encontrar  60  puntos,  para  afirmar  que  dos  imágenes pertenecen  a la misma persona.


L'immagine di Gesù viene
ritrovata nelle mura di
Edessa (M. Paolicchi)














El  rostro de  Edesa fue copiado  en iconos  del  siglo  VI   y reproducido en monedas bizantinas  del  siglo  VII,   también en estos casos,  la  congruencia  de la  las imágenes  era mayor de  100.















L'immagine di Gesù libera 
Edessa dall'assedio
(M. Paolicchi) 




"Esta tradición se conserva en la liturgia bizantina. Desde el año 944 celebra el 16 de 
agosto el aniversario del traslado de la reliquia de Edessa a Constantinopla por deseo del Emperador de Bizancio,   Lecapeno ( Romano).
Tanto el historiador bizantino Georges Gharib como el inglés Ian Wilson, opinan que el 
“Mandylion” de Edessa es la Sábana de Turín. ( 1)
La Sábana estaba legada en ocho dobleces de modo que sólo aparecía el rostro a la vista. Estuvo así doblada muchos siglos. Por eso aparecen dos rayas paralelas de los pliegues por encima y por debajo de la cabeza.
“Existe un testimonio del año 300 de Nina, la santa que llevó el cristianismo a Georgia, a quién dijo Niáforis, que la Sábana, según tradición muy antigua, proveniente de la Iglesia naciente, la había recogido inicialmente el apóstol Pedro” (2).
En 1878 en Leningrado, entonces San Petersburgo, se descubrió un manuscrito síriaco, del Siglo VI, que aseguraba explícitamente ser una copia fiel de un original más antiguo que se encontraba en los archivos reales de Edessa.
Este documento es conocido como “Doctrina de Addai=Tadeo: Así citado en otras versiones de esta historia 3 ".

1 Actas del II Congreso Internacional de Sindonología, págs. 17-23, 31-50, Turín 1979
2 María Grazia Siliato: El Hombre de la Sábana Santa, XII, Ed. BAC, Madrid
3 Pierre Carnac: El sudario de Turín, I, 4. Ed. Lidium. Buenos Aires. 1988.


Concilio  ecuménico 787 de  Creta.
Canones Escuela  Santina    Iterativo  pictórico
P. Loring  S.I.

" Según su relato, el rey Abgar V Ukhamn (9-46 después de Cristo), llamado “El Negro”, por la lepra que padecía, recibió a un tal Tadeo, que difundió el Evangelio por el reino de Edessa. Éste le traía de Jerusalén un lienzo con la imagen del Señor. Al recibirla, Abgar se curó de la lepra y se convirtió al cristianismo.
Según la tradición cristiana el apóstol Tadeo fue a Edessa llevando un lienzo con la imagen de Jesús.
 Eusebio de Cesárea, el mejor historiador de los primeros años de cristianismo y considerado como el padre de la Historia Eclesiástica, dice haber visto, en los archivos de la ciudad de Edessa, una carta de Abgar a Jesucristo pidiéndole fuera a curarle de la lepra (4).
En el diario de la culta monja española Egeria, que peregrinó a Palestina en el siglo III, se cuenta que ella,
 en su visita a Edessa, tuvo en sus manos una carta del rey Abgar a Jesús pidiéndole que le sanase de su lepra (5).
J. Nirschl considera la historia de Abgar como auténtica ( 6).
Los viejos cronicones de la ciudad de Edessa hablan de que el año 170 después de Cristo, se convirtió oficialmente al cristianismo todo el reino de Oshroene (Armenia), cuya capital era Edessa, juntamente
con su Rey  (7).
De hecho, sabemos que en Edessa estaba desde principios del siglo II una de las comunidades cristianas más antiguas. El reino de Armenia se convirtió oficialmente al cristianismo antes del decreto de Constantino, según el diccionario alemán Lexikon für Theologie und Kirchie, el más completo y moderno de los grandes Diccionarios Religiosos.

El sucesor de Abgar V volvió al paganismo y persiguió a los cristianos.
“El obispo de la ciudad hizo construir y tapiar un nicho en las murallas de la ciudad donde se guardó la preciada reliquia.” Aunque en el año 177, Abgar VIII  volvió al cristianismo el paradero del santo “Mandylion” permaneció desconocido hasta que el año 525 una enorme riada que asoló la ciudad piso al descubierto el olvidado nicho. (...)

4 Eusebio de Cesarea: Historia eclesiástica, 1ª, XIII. Ed. BAC. Madrid. 120-122 y 136.
5 Agustín Arce: Itinerario de la virgen Egeria, pág. 241. Ed. BAC. Madrid. 1980.
6 J. Nirschl: Der Bief wechsel des Konigs Abgar von Edessa, pág. 336. Mainz. 1986.
7 María Grazia Siliato: El Hombre de la Sábana Santa, XIII, Ed. BAC, Madrid.

Video  EWTN



Video  EWTN



Narraciòn  de  Eusebio di  Cesarea y  otros  relatos paralelos, similares  al  descrito anteriomente  por P. Loring

P.Loring  S.I:

“Es lástima que tanto Eusebio como la peregrina Egeria visitaran Edessa durante el siglo IV, cuando el “Mandylion” se hallaba todavía oculto en el escondite de la muralla. Por eso únicamente pudieron ver las famosas cartas de que ambos hablan, con lo que nos hemos perdido el valor de sus comentarios directos” (8).  En el siglo VII San Braulio, Obispo de Zaragoza, habla de la Sábana Santa en carta a Samuel Tajón
en año 632. Dice que los lienzos que cubrieron el cadáver del Salvador fuero guardados como reliquias en lugar seguro; pero que él no sabe dónde (9).
León, de la Iglesia de Constantinopla, testimonia en el segundo Concilio de Nicea, del año 797, haber visto en Edessa el mandylion del cual el Papa Esteban III había hablado en el año 769 con ocasión del Sínodo Laterano (10).
La Sábana Santa fue llevada a Constantinopla por el emperador Romano Lecapeno que quiso reunir allí las reliquias del Salvador (11).
La trajo el arzobispo Gregorio, que pronunció el 16 de agosto del año 944 en la iglesia de Santa Sofía, un discurso describiendo la Sábana Santa (12) "
En 1978, el historiador y archimandrita Georges Gharib tradujo el “Sinassario” de Simeón Metafraste, siglo X, donde cuenta la llegada de la Sábana Santa a Constantinopla, atravesando el Bósforo, a manos del arzobispo Gregorio (13).
El historiador Ian Wilson, graduado de Oxford y especialista en los estudios históricos sobre la Sábana Santa, me afirmó en una conversación que tuvimos en el Congreso de Turín, que él cree que el “mandylion” que fue trasladado de Edessa a Constantinopla en el año 944, es el mismo que hoy se conserva en Turín.
Esta opinión está confirmada por el hecho de que el conocido investigador suizo, especialista en Palinología, Max Frei, ha descubierto en el lienzo de Turín gran cantidad de granos de polen de plantas exclusivas de la región de Edessa ".

8 Jorge Manuel Rodríguez La Sindone de Turín, 1,2. Ed. C.E.S. Valencia. 1998.
9 Pierre Carnac: El Sudario de Turín, II, 1, f. Ed. Lidium. Buenos Aires. 1984
10 Daniel Raffard: Indagine sulla Sacra Sindone, 1, d. Ed. Perrin. París. 1998.
11 Manuel Igartua. S.I.: La Sábana Santa es auténtica, II, 4, b. Ed. Mensajero. Bilbao. 1990.
12 María Grazia Siliato: La Sábana Santa.VIII, 2. Ed. P.P.C. Madrid. 1998
13 María Grazia Siliato: La Sábana Santa.VIII, 7. Ed. P.P.C. Madrid. 1998

(Traducción  libre)

Istanbul (Costantinopoli)
Istanbul (Costantinopoli) - S. Sofia
(M. Paolicchi) 

944 - Los  Bizantinos  después  de  haber  sitiado  todo  el mes  de junio,  la  ciudad de Edessa,  obligan  a la  autoridad islámica  del  sultanato,  entregar el  Mandylion  como condición , para  aceptar  la  rendiciòn  y  dar  a estos  algunas  concesiones honorables.

La teca (  el  cofre) viene llevada  a Samosata (  al  actual  l’at Samsat  en  Turquía) para  control , y  verificarla  con las  copias.

Luego  el  cortejo  se dirige a   Bitinia, tal vez  pasando por Cesarea de Cappadocia (actual e Kayser – Turquía)  y  Laodicea   ( actualmente l’  Denizli – Turquía). 

En una  villa situada en la rivera  del  Sangarius, los  recibió  la autoridad imperial  guiados  por  el cubicularius Teofane ( en la primera  decada de  agosto).  El  15  de  agosto la  teca  llega  a constantinopla, y  colocada  para  su primera  veneraciòn  en la  iglesia de  Santa   Maria  de  Blacherne.

El  día  sucesivo  una   la  solemne  acompaña  el  transporte  de la  urna, por  las  calles de Constantinopla  hasta Santa Sofia.

Nota :

Certificado primero por Teófanes el Confesor en el 780,1 fue dado originalmente a los koubikoularioi (cubicularios), los criados eunucos de la "Sagrada Alcoba" o cubiculum del emperador (en latínSacrum Cubiculum), que se encargaron de dormir fuera de la cámara del emperador.2

De  aqui  la  teca ( el  cofre) con il Mandylion viene llevada  al  palacio  imperial  Bukoleon palazzo y  colocada  en  la  capilla  de Santa María junto  a otras  reliquias  de la  Pasión.

De la  llegada  del  Mandylion  a  Constantinopla  tenemos  testimonios,  en la  homilia  atribuida  a  Constantino  VII Porfirogenito (  emperador  de  de  Constantinopla  del  912-959 )  y en  la  crónica  de Greogorio  el Referendario.

Teófanes (758 - Samotracia818), llamado el Confesor o el Isauro,

El Mandylion con toda  probabilidad   era  La  Sabana  Santa  de  Turín doblada   8  veces,  de manera  que quedara  visible  sólo  el  rostro de  Jesús.
La  imagen  del  cuerpo de  cristo viene  reproducida  con  detalles  particulares inspirados  en  la  Sindone; ver  el  manuscrito  Pray  de  Budapest   datado   1192 -1195.

La   asimetría  de   los  miembros  inferiores que se  observa  en  la  reliquia (  la pierna  izquierda  flexionada, más  corta,  da  origen  a la leyenda  de " Cristo  cojo " , reproducida por los  artistas  bizanntinos con  la  llamada  " curva  bizantina" y  con  el pedestal  de la cruz inclinado.


"  El ángel se presentó en el sepulcro diciendo a las Miróforas: La mirra es para los muertos, mas Cristo se ha manifestado ajeno a la corrupción, proclamad: “El Señor ha resucitado concediendo al mundo la gran misericordia.” 
P.Loring S.I.

"Existe una carta del año 1095, escrita por el emperador bizantino Alejo I Comneno (1080-1118) a su amigo Roberto de Flandes, Conde de Flemings, en la que se refiere que en Constantinopla se conservaba
el lienzo de lino que estaba en la tumba de Cristo después de la resurrección"  (14) .

14 Revista SINDON. Junio De 1989, pág. 116.

" En 1147, el rey de Francia, Luis VII venera la Sábana Santa en su visita oficial a Constantinopla, camino de Tierra Santa15. En esta ciudad se ponía a la veneración del pueblo todos los viernes en la iglesia de Santa María Blanquerna (Actas del Congreso, pág. 469).
Así lo afirma Roberto de Clary, natural de Picardía, cronista de la Biblioteca Real de Copenhague, titulado Conquista de Constantinopla: 92, folio 5016.
En el Museo de Budapest se conserva el Códice Pray, de 1150, donde se narra que Manuel Comneno recibió en Coantantinopla a un grupo de diplomáticos húngaros que iban a negociar la boda de la hija de Manuel y el hijo del rey de Hungría, y les enseñó la Sábana Santa (17).
Cuando el saqueo de Constantinopla el 13 de abril de 1204, un jefe de la IV Cruzada, Otto de la Roche, se apoderó de ella y se la trajo a Occidente. El 20 de mayo de 1453, Constantinopla cae en manos de Mohamed II.
Los musulmanes destruyeron todo rastro de cristianismo. Entonces hubiera desaparecido la Sábana Santa,
si los Cruzados no se la hubieran traído a Europa.
Existe una hipótesis de que la Sábana Santa estuvo una temporada en Chipre en poder de lo Templarios, que ocuparon la isla en el siglo XIII. Los Caballeros Templarios formaron una orden religioso-militar, fundada en 1118 por nueve caballeros cruzados de origen francés y flamenco, cuya finalidad era proteger a los peregrinos de Tierra Santa (con frecuencia diezmados por los sarracenos), la custodia de los Santos Lugares y la salvaguardia de las sagradas reliquias. Se llamaban Templarios o Caballeros del Temple, porque se instalaron en el recinto del Templo de Salomón. Acumularon grandes riquezas, lo cual les trajo la enemistad de muchos nobles que querían apoderarse de ellas; y el rey de Francia, Felipe IV el Hermoso, logró que el Papa Clemente V los disolviera el 22 de marzo de 1312 (18).
Últimamente se ha encontrado una carta fechada en Roma el 1º de agosto de 1205 y escrita por Teodoro Ángel Comneno, nieto de Isaac II, emperador de Bizancio durante el saqueo de los cruzados. Va dirigida al Papa Inocencio III que convocó la IV Cruzada. Después de lamentarse del saqueo de Constantinopla en abril del año anterior, pide al Papa que intervenga para que sea devuelta la Sábana Santa con que fue envuelto el cadáver de Cristo (19).
En el congreso Científico Internacional sobre la Sábana Santa celebrado en Niza, en Mayo de 1997, Daniel Raffard, Presidente del CIELT (Centre International d’Etudes sur le Linceul de Turín), nos habló de la posibilidad de que la Sábana Santa hubiera estado temporalmente en Atenas, de donde era Duque y Señor Otto de la Roche.

15 Baima Bollone: Sindone o no: VII. Soc. Edit. Internazionale. Torino. 1990.
16 José Luis Carreño. O. S. B. : La Señal. IX, 7. Pág. 339. Ed. Don Bosco. Pamplona. 1983
17 María Grazia Siliato: La Sábana Santa. VIII, 8. Ed. P.P.C. Madrid. 1998
18 Baima Bollone: Sindone o no: VIII. Soc. Edit. Internazionale. Torino. 1990.
19Manuel Solé, S.I.: L Sábana de Turín, pág. 74, II, 5, B.C., nota 30. Ed. Mensajero.
La  Sindone  e l'iconografia  di Cristo,
Emanuela Marinelli, Octubre  2012.  pdf


Después del saqueo de Constantinopla, Otto de la Roche confiscó el Ática y se proclamó Primer Duque de Atenas (20).
Después se trasladaría al castillo de Ray, cerca de Besançon, propiedad de la familia La Roche. Otto de la Roche estaba casado con Isabel de Ray (21).
La Sábana Santa aparece en Besançon en 1206 en manos de Poncio de la Roche, padre de Otto de la Roche.
En el castillo de Rigney, de los señores de La Roche, existe una inscripción en piedra, perteneciente a aquella época, que menciona la traída allí de la Sábana Santa desde Constantinopla, por Otto de la Roche    ( 22).
En el manuscrito nº 826 de la Biblioteca de la Catedral de Besançon se relata que Poncio de la Roche cedió la Sábana Santa a Amadeo de Tramelay, Arzobispo de Besançon (23).
La Sábana Santa aparece en Besançon, en la iglesia de San Esteban, en 1349 (24).
La Sábana Santa permaneció en la catedral de San Esteban de Besançon durante siglo y medio  (25).
En la vitrina nº 13 de la Sala de Joyas del Museo Victoria y Alberto de Londres se muestra un colgante (“pendent”) procedente de Besançon con la Sábana Santa enmarcada en oro y pedrería.
En el Centro Internacional de Sindonología de Turín, se encuentran cartas autógrafas de los Cardenales Binet y Mathieu, arzobispos de Besançon, que confirman la presencia de la Sábana Santa en esta ciudad en lo primeros días del siglo XIII (26) .
En 1248 San Luis, rey de Francia, envía a Toledo fragmentos de reliquias que recibió de Balduino II, emperador latino de Constantinopla. Aunque una de ellas está, mencionada como “De la sábana del Señor”, no pertenece a la Sábana de Turín, pues los tejidos son diferentes (27).
Es célebre la oposición del obispo de Troyes, Pierre d’Arcis, a la ostensión de la Sábana Santa, porque se hizo sin su permiso (28).
Durante la Revolución Francesa, se destruyó una copia de la Sábana Santa que había en Besançon. La auténtica ya estaba en Turín (29).

20 Daniel Raffard: Indagine sulla Sacra Sindone, III, 6. Ed. Perrin. París. 1998.
21 María Grazia Siliato: La Sábana Santa. IX, 6. Ed. P.P.C. Madrid. 1998
22 Pierre Carnac: El Sudario de Turín, II, 1, m. Ed. Lidium. Buenos Aires. 1984
23 Revista SINDON, Junio 1989, pág. 64.
24 Daniel Rops: Historia de la Iglesia, 1º. Anexos II. Ed. Caralt. Madrid. 1969.
25 José Luis Carreño. O. S. B. : La Señal. IX, 8. Pág. 348. Ed. Don Bosco. Pamplona.1983
26 Revista SINDON, Junio 1989, pág. 68.
27 César Barta y Daniel Duque: Revista LINTEUM, 27s (XII, 99 – IV. 2000) 26
28 Baima Bollone: Sindone o no: IX. Soc. Edit. Internazionale. Torino. 1990.
29 Manuela Corsini: Historia del Sudario de Cristo. VII. Ed. Rialp. Madrid. 1988.
Traducción libre

1095 - En  una   carta  atribuida  al  emperador  Alessio I Comneno elenca, entre  las  reliquias  custodiadas en  Constantinopla,  «  Las  telas  que  fueron  encontradas en el  sepulcro  después de      
La Resurrección ".

1171 - Manuel I Comneno muestra a Amalrico, rey  de  los   Latinos  di  Jerusalén , las  reliquias  de  La e  Pasión, entre  ellas  la  Síndone.

1201 Nicola Mesarite, custodio  de  las  reliquias conservadas  en  la   capilla  de  Santa  María  del  Faro,  afirma  que  entre  ellas  se  encontraban  las  telas  de la  Sepultura  de  Cristo. 


1204 - Robert de Clary, cronista de la IV Cruzada, escribe  en  su  obra  La conquête de Constantinople que  antes de su  caída  (14 de  abril 1204)  en  manos  de los  cruzados  de  occidente,  una  Sydoine  venia   expuesta   cada  sabado  en   la  Iglesia    de Santa . Maria di Blachernae  una  tela  con la  imagen  de  Cristo,  visible  claramente.  agrega  en  su  comentario; "Ma - aggiunge -nessuno, né greco, né francese, sa ora cosa sia avvenuto del Lenzuolo dopo che fu conquistata la città".
 La Síndone  desaparece de Costantinopla,  el  temor  de  ser  condenado  por robo ( ex comunión)  de  reliquias,  mantiene  oculta  la  Sabana  Santa.  Muchos  indicios hacen pensar  que  fue llevada a  Europa por  Otto  de la  Roche, uno  de los  jefes de  la IV cruzada, Duca Latino de Atenas. En el castillo di Ray-sur-Saône, residencia de la familia de La Roche, se  conserva  la  urna,custodia  de La  Síndone. 


1314 - Los  Templarios son acusados  de  idolatría y   condenados a la  hoguera . Veneraban  un rostro, que parece ser el  de La  Síndone. Uno di ellos  se  llamaba Geoffroy de Charny.


Lirey

Lirey - La Chapelle (ML)






1356 - Geoffroy de Charny, caballero  cruzado  homónimo del precedente, consigna   La Síndone a  los canónicos  de Lirey,  en  Troyes,  Francia.  La  preciosa  tela  , estaba en  su poder  desde hace 3 años .  Su  esposa , Jeanne de Vergy, era la  bisnieta  de Otto de la Roche.
Historia  Documentada de la  Sabana  Santa

P.  Loring. S.I

" En 1353, pasó a Lirey, a manos de Godofredo de Charny, Comandante Jefe del ejército francés, influyente consejero del rey de Francia y Señor de Lirey, conocido templario, en cuya familia se había extinguido el apellido de La Roche. Estaba casado con Juana de Vergy, descendiente, en sexta generación de Otto de la Roche, en Lirey, permaneció unos 50 años, como consta en un memorial de la Iglesia Colegiata de Lirey, que se conserva en la Biblioteca Nacional Duque de Atenas (30).

“La Sábana Santa llega a Lirey por transmisión hereditaria” (31), de París, en la Colección de Camp (32).

En el Congreso de Niza, Rex Morgan, Presidente del Centro Australiano de la Sábana Santa, nos habló de la posibilidad de que la Sábana Santa hubiera estado temporalmente en Inglaterra, donde estuvo prisionero Godofredo de Charny, pues en un castillo de Templecombe, que fue propiedad de los Templarios apareció la tapa de un cofre de madera con un rostro similar al de la Sábana santa, y en las ranuras de la madera se ha encontrado granos de polen iguales que los de la Sábana Santa, quizás desprendidos de ella.

La última propietaria de la familia Charny de esta reliquia fue la condesa Margarita de Charny, Condesa de la Roche, viuda de Humberto de la Roche, nieto de Otto de la roche que murió sin hijos y que el 22 de marzo de 1453 se la regaló a la piadosa duquesa Ana de Lusignano, esposa del duque Ludovico de Saboya, quien la conservaría con las mejores garantías.

Los duques de Saboya encargaron una urna de plata para conservarla, y construyeron la Santa Capilla para albergarla dignamente en Chambery, capital de Saboya. En la noche del 3 al 4 de diciembre de 1532, se declaró un incendio en la sacristía de la Santa Capilla, que no destruyó la Sábana Santa, gracias a estar encerrada en la urna de plata. Pero si no destruida, sí quedó deteriorada, dejando unas huellas inconfundibles en el Sagrado lienzo.

Del 15 de abril al 2 de mayo de 1533 las religiosas clarisas de Chambery remendaron con triángulos de lino blanco los dieciséis orificios que hicieron en la sábana doblada unas gotas de plata fundida de la urna recalentada que atravesaron el lienzo.

Más tarde, el 14 de septiembre de 1578, Manuel Filiberto de Saboya la hizo transportar a Turín, nueva capital de Saboya, para acortar el viaje que hacia a pie San Carlos Borromeo, cardenal de Milán para venerar la Santa Reliquia, en cumplimiento de un voto.

En 1694, la Sábana Santa, se instala en la Capilla adosada a la Catedral, que construyó Guarini por encargo del Duque de Saboya, Carlos Manuel II, donde se conserva hasta hoy.
La Sábana Santa fue colocada en esta capilla el 1º de junio de 1694"  (33).

30 Daniel Raffard: Indagine sulla Sacra Sindone, IV, 2. Ed. Perrin. París. 1998.
31 Baima Bollone: Sindone o no: IX. Soc. Edit. Internazionale. Torino. 1990.
32 José Luis Carreño. O. S. B. : La Señal. IX, 8. Pág. 350. Ed. Don Bosco. Pamplona. 1983.
33 Gino Moretto: Sindone: la guida. I, 8. Ed. L.D.C. Torino. 1996.


Historia  Documentada  de la Sabana Santa



1389 - Pierre d'Arcis,  Obispo  de   Troyes, prohibe  la  ostensión de la Síndone. 

1390 - Clemente VII, antipapa de  Aviñon,  escribe  sobre   La Síndone dos  Bulas  y  dos  cartas.
1453 - Marguerite de Charny, descendente di Geoffroy, cede
La Sábana  a Ana de Lusignano,esposa de duca Ludovico de Savoia,
que la custodia  en Chambéry.

1506 - Papa Giulio II aprueba  la  Misa  y el  Oficio  propio  de la   Sábana  Santa ,
permitiendo su culto público.  La  fiesta  viene  proclamada  el  4  de mayo.

1532 - El Incendio en Chambéry.

1534 - Las  hermanas    Clarisas   reparan  la  Sabana  Santa.
Usan  el  Telo  de  Holanda  para  sostenerla  y hacen  remiendos.

1535 - Por  motivos  bélicos  La  Sabana  Santa   es  trasladada a  Turín, 
sucesivamente   a Vercelli, Milano, Nizza  y  de nuevo a  Vercelli; aquí permaneció 
  hasta  el 1561, cuando  regresa   a Chambéry.

ChambéryChambéry - La Sainte-Chapelle
(M. Paolicchi)
Il Duomo di Torino

1578 - Emanuele Filiberto  el 14 septiembre traslada   La Síndone a Turín  , para acortar  el viaje al  futuro   S. Carlo Borromeo que  quiere   venerarla  para cumplir  su promesa . ( El  fin de la peste en  Milán).
Desde  entonces  las  ostensiones  se realizaron   en la  Casa de Saboya , para ocasiones especiales y  Jubileos.
San  Carlo  di  Borromeo

1694 - El 1º junio viene  hecho  el  arreglo  definitivo en la  capilla  construida por el arquitecto,   Guarino Guarini,   anexa  a  la  Iglesia  de  San Juan (  Duomo di Torino).  En ese  año el  beato Sebastiano Valfrè  hace otro  remiendo de refuerzo a la  tela.
1706 - En junio  La Sindone  es  trasladada   a Genova , hasta  después del asedio de Turín,  en  octubre de ese año,  regresa a la capital  del Piamonte.

Era  Científica de  La  Sábana Santa:

P. Loring S.I.

"En 1898, con ocasión del matrimonio del futuro rey Víctor Manuel III con la princesa Elena se hizo una ostensión de la Sábana Santa, y el abogado italiano Segundo Pía la fotografío por primera vez en la historia. Era la noche del 27 de mayo.

En la ostensión del 4 al 24 de mayo de 1931, que se hizo por la boda del príncipe Piamonte, heredero de la Corona de Italia, Humberto de Saboya con la princesa María José de Brabante de Bélgica, vuelve a ser fotografiada, en mayo, esta vez por José Enrie. Fotos perfectas.
En 1933, se hizo una ostensión del 24 de Septiembre al 15 de Octubre, con ocasión del Año Santo por el XIX centenario de la muerte de Cristo.

En 1969, el Dr. Judica Cordiglia sacó fotos en color con rayos ultravioleta y con infrarrojos, cuando se permitió examinar la Sábana Santa a un grupo de eruditos, del 16 al 18 de junio.

El 4 de octubre de 1973, se hace la primera manifestación televisiva y se da acceso a los científicos.
En 1978, con ocasión del Cuarto Centenario de la llegada de la reliquia a Turín, se celebra un Congreso Científico Internacional y se hace una ostensión de mes y medio de duración, del 27 de agosto al 8 de octubre. A este congreso asisten 44 investigadores que obtienen la autorización de examinar directamente la Sábana Santa durante 120 horas entre los días 8 y 13 de octubre, con los medios más modernos y sofisticados que entonces existía.
La Sábana Santa, durante la ostensión, estaba expuesta en un marco de acero, iluminado por seis focos, rodeada de un equipo contra incendios y protegida por un cristal antibalas. La gente pasaba por delante, sin detenerse, en una fila de unas 20 personas en fondo, desde las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche. Los periódicos calcularon que en el mes y medio que duró la ostensión, desfilaron por delante de la Sábana Santa más de tres millones de personas, en 15.000 peregrinaciones. (Citas de periódicos).

El 18 de marzo de 1983 murió en Ginebra el desterrado Rey de Italia, Humberto II de Saboya, dejando en su testamento la Sábana Santa al Vaticano. Esta reliquia pertenecía a la Casa de Saboya desde 1453.
Desde que José Enrie sacó sus perfectas fotografías de la Sábana Santa, ésta ha sido exhaustivamente estudiada hasta nuestros días. Principalmente por  médicos que han confirmado la correspondencia anatómica entre la Sábana Santa y todo lo que dicen los Evangelios de la Pasión de Jesús. Pero también se han hecho estudios técnicos por químicos, físicos, biólogos, arqueólogos, historiadores y peritos en las más variadas especialidades. La conclusión es unánime: no puede ser obra de un falsario.

El 21 de abril de 1988 se recortó de la Sábana Santa una tira de siete centímetros de larga por uno de ancha, para ser sometida al análisis del carbono-14 por tres laboratorios de Suiza, Inglaterra y Estados Unidos. Se dividió en tres fragmentos. A cada centro se mandó un fragmento con otros dos falsos. Solo en el Museo Británico conocían la clave del fragmento verdadero. El resultado fue que la Sábana Santa es de 1260-1390.
Pero fundadas razones pusieron en duda esta afirmación.
Las investigaciones han continuando para datar con más precisión la fecha de la Sábana Santa, y declarar la invalidez de la prueba del Carbono-14 en la Sábana santa de Turín.
Al final de este libro están las conclusiones del Congreso Científico Internacional de Caligari (Italia) en Abril de 199o, para fechar la Sábana Santa e invalidar las pruebas que en ella se han hecho con el Carbono-14.
También hay información de los Congresos Científicos Internacionales de San Luis de Missouri (1991), de Roma (1993), Oviedo (1994) de Niza (1997) y en Turín (1998) en los que se han insistido en la invalidez de la prueba del Carbono-14 en la Sábana Santa y la autenticidad de ésta.
En la noche del 11 al 12 de abril de 1997 un incendio en la capilla de Guarini puso en peligro la Sábana Santa, pero un heroico bombero llamado Mario Trematore, ayudado por sus compañeros, rompió a martillazos el cristal blindado de la urna que la conservaba, de cuarenta milímetros de espesor, y sacó a hombros el cofre que la contenía momentos antes de que derrumbase el techo de la capilla. Un posterior reconocimiento confirmó que la Sábana Santa no había sufrido daño alguno en el percance. En adelante se conservará desplegada, en una urna de cristal blindado, en una atmósfera de gas inerte y bajo vigilancia de un ordenador  (34) ".
Era  Científica de  La  Sabana Santa:


In  collegamento  Sindone:


Santuario di Montevergine
Santuario  Montevergine 





1939/1946 - Durante la Segunda Guerra Mund, la Sindone viene  puesta  en lugar  seguro ,  en el Santuario di Montevergine (Avellino) del 25 septiembre 1939 al 28 octubre 1946.




Preghiera davanti alla Sindone
                                  Plegaria  postrados  frente  a  La  Sábana  Santa.


Imprimi il tuo Volto in me, Signore

Imprimi il tuo Volto in me, Signore perché il Padre vedendo Te in me
ripeta: "Tu sei il figlio che amo". E perché chiunque mi incontra veda una scintilla del Padre.
Imprimi il tuo Volto in me, Signore, perché possa essere testimone della tua luce e della tua bontà, e dell'infinita tenerezza che hai per ogni creatura.
Imprimi il tuo Volto in me, Signore, perché io possa essere un segno del tuo amore per i piccoli e i poveri, per gli ammalati e gli esclusi.
Imprimi il tuo Volto in me, Signore, perché sia io una Sindone vivente che porta in sé i segni della tua morte e Risurrezione.
imprimi il tuo Volto in me, Signore perché il Padre vedendo Te in me

ripeta: "Tu sei il figlio che amo". E perché chiunque mi incontra veda una scintilla del Padre.
Imprimi il tuo Volto in me, Signore, perché possa essere testimone della tua luce e della tua bontà, e dell'infinita tenerezza che hai per ogni creatura.
Imprimi il tuo Volto in me, Signore, perché io possa essere un segno del tuo amore per i piccoli e i poveri, per gli ammalati e gli esclusi.
Imprimi il tuo Volto in me, Signore, perché sia io una Sindone vivente che porta in sé i segni della tua morte e Risurrezione.

Tal vez  quiere   escuchar   y leer    para  terminar     su  visita   el

Himno  de  La  Sabana  Santa,   Nobile Icona   ( ref. Homilia  Juan Pablo  II).